razones de mediodía

Polemicas-radiografias-eroticas_MDSVID20111216_0048_3Después de la cena te garantizo la saciedad y el hastío de lo oscuro, será el momento para irnos de vacaciones a cualquier parte: tú con una risa histérica, yo con mis pantalones azules.
Después puedo vestirme con mi piel sobre esta cama volátil, en esta noche volátil, donde todo vuela y cae sin peso.
Sé que he estado ya en tu cuerpo, también manejo el entramado que mueve las nubes y las oscuridades en los días soleados.
(El sol es también oscuro, cuando queremos ocultarnos).
La cena será una unión cierta y no la cierta unión de dos vagabundos del cariño, que se encuentran y sienten demasiada vagancia.
Dejaré al fin mi amado pesimismo, lo dejaré de usar como se deja un pantalón beige arriba del sillón de la sala.
He inventado una poesía otra para esta pérdida, la acumulé como cántaros en los agujeros de mi mente, como neuronas medio vivas que aún me mueven.
Queda mi pesimismo como un pantalón y la piel, mi piel, que se viste de azul para esta cena, cena de entrega donde soy yo el entregado o tú, qué importa al final.
Seremos azules o estaremos vestidos de piel.
La saciedad es así de insatisfecha y ladrona de pesimismos.
La saciedad nos sacia siempre sin saciarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s